¿Qué puede pasar cuándo saque mi vivienda al mercado?

Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Las cinco situaciones más comunes que pueden suceder al poner a la venta nuestra vivienda

Cuando pensamos en vender una vivienda, -acción que realizamos de media un par de veces a lo largo de la vida, aunque hay gente que tiene más rotación de residencia por cuestiones laborales o porque les gusta cambiar de aires, entre otros motivos- lo primero que creemos es que es una tarea fácil: pondremos el precio a la casa que queramos, lo sacaremos al mercado y a partir de ahí será una avalancha de llamadas y de contactos tremenda que harán que se venda muy bien.

Pues esta es una creencia muy extendida, pero nada más lejos de la realidad. En primer lugar, porque antes de sacar una vivienda a la venta hay un gran trabajo detrás para que esto suceda y se pueda vender en buenas condiciones. Es decir, vender se puede vender e incluso lo puede hacer cualquiera, pero para que se venda bien y en plazo es necesario un profesional en la materia. Sino, dudo mucho que se consiga. Y si no se recurre a un experto, probablemente la vivienda no se venda o se venda en un largo plazo de tiempo y en menor precio del que se podría haber obtenido.

Vamos a plantear las cinco situaciones que pueden suceder cuando se saca una vivienda al mercado inmobiliario:

  1. No sucede nada.

Sacamos la vivienda a la venta y no recibimos ningún contacto, ni llamada, ni se realiza ninguna visita… Esto no es buena señal, ni mucho menos. Ni tampoco significa que la gente no sepa lo que quiere, ni cualquier otra excusa.

Si esto sucede, podemos haber fallado en uno o varios factores de los que exponemos a continuación, tales como no haber realizado una buena presentación de la vivienda; una descripción pobre o mala de las características de la misma; una difusión incorrecta; el uso de fotografías de mala calidad o incluso escasas para poder ver bien toda la casa; o el precio que hemos puesto está muy por encima del precio de mercado y esto los compradores lo saben.

Lo más común y probable es que se haya fallado en varios factores y que el precio de la vivienda se encuentre en torno al 15% o el 20% por encima de su precio.

  1. Hay algo de movimiento, pero poco.

En este caso, cuando la vivienda sale al mercado hay algo de movimiento, es decir, recibimos alguna llamada o correo electrónico de alguna persona interesada o incluso se realiza alguna visita, pero pocas. Y además, a buen seguro que de compradores despistados o que acaban de empezar a ver viviendas por lo que son gente que no van a comprar (al menos no lo harán en un periodo corto o medio de tiempo). Este poco movimiento se suele dar al principio, nada más salir la vivienda a la venta. Y como en la anterior circunstancia, se habrá fallado en varios factores de los mencionados, y en este caso el piso seguirá por encima del precio. Un poco por debajo en porcentaje, en comparación con el caso anterior, entre un 15% y un 10% sobre el precio de venta.

  1. Hay visitas pero sin oferta.

Esta circunstancia se da cuando tenemos movimiento porque se están recibiendo llamadas, hay contactos, se producen bastantes visitas y la vivienda causa interés pero no hay nadie que se plantee hacer una oferta en firme. Nos encontramos cerca, pero no hemos dado en el clavo.

En esta situación hay algún factor que no termina de convencer a los compradores y se piensan mucho el dar el paso. Puede que sea, por mencionar algunos de los ejemplos más comunes, que alguna estancia de la vivienda no les termine de llenar; el lugar donde está ubicada la casa es una zona un poco retirada o que el edificio no está en el mejor barrio.

Si nos encontramos en este punto, normalmente un pequeño ajuste de precio es el desencadenante de que la gente se plante o bien comprarlo o bien hacer una oferta al vendedor, no muy alejada del precio marcado.

  1. Hay visitas y ofertas.

Este es uno de los mejores escenarios que nos puede pasar. Si la vivienda ha causado buena aceptación en el mercado inmobiliario y el teléfono o el correo electrónico no paran de recibir contactos, significa que se ha realizado un buen trabajo previo, de todos los factores mencionados y detallados anteriormente, (presentación, descripción, fotografías, difusión y precio).

Esto no quiere decir que nuestra vivienda esté en un precio bajo, si no que la gente ve que es una casa atractiva, no sólo estéticamente, sino por la zona, el estado de la vivienda, el precio, la orientación, etc… y esto atrae a los compradores buenos, que son los que nos interesan porque en definitiva son los que van a comprar ahora o en un periodo corto de tiempo.

También, hay que tener en cuenta que lo más normal es que los compradores intenten hacer un ajuste de precio, pero si es el correcto no hay que ceder porque alguien lo comprará en dicho precio. Es más, esas personas que quieran bajar el precio, lo que van a conseguir es que el piso se venda mejor, -al abrir la caja de pandora- y nos van a permitir negociar con los compradores con una oferta en la mano, cosa que si la vivienda merece la pena, otro comprador hará una oferta en el precio inicial.

  1. Se vende.

Mi enhorabuena, porque si sacas una vivienda al mercado y se vende en precio esto se puede deber a dos motivos. Por un lado, porque se ha realizado un buen trabajo previo, analizando el mercado inmobiliario y viendo que dicha vivienda tiene una tipología muy solicitada, de la que no hay mucha oferta en el mercado, por lo que hace que haya una gran demanda. O por otro lado, porque no se ha hecho bien el trabajo previo y se ha vendido la vivienda por debajo del precio de mercado.

Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Apúntate a mi newsletter!

Recibe mis últimos artículos, podcast y otros contenidos interesantes y actuales sobre el sector inmobiliario directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Para bajar tiempo hay…..NOOOO

‘Para bajar tiempo hay’, un error muy extendido ‘Para bajar tiempo hay’, una creencia errónea Tras más de una década trabajando en el sector inmobiliario,

¿Te ayudo a vender o alquilar tu casa?

Ponte en contacto conmigo y encontraremos la mejor manera de hacerlo

× ¿Puedo ayudarte?