Para bajar tiempo hay…..NOOOO

Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

‘Para bajar tiempo hay’, un error muy extendido

‘Para bajar tiempo hay’, una creencia errónea

Tras más de una década trabajando en el sector inmobiliario, he podido comprobar en primera persona como muchas acciones y cuestiones se repiten. Y es que, a pesar de los distintos que somos los seres humanos, tenemos comportamientos muy similares a la hora de comprar o vender.

Por este motivo, las grandes empresas o multinacionales tienen todos los perfiles de los compradores muy estudiados y pormenorizados, pues al fin y al cabo, todo se repite. Y aunque yo no tenga los mismos hábitos que mi vecino, está demostrado que las personas que tienen perfiles de comprador parecidos, sí cuentan con los mismos hábitos.

Esto también sucede en el mercado inmobiliario. Si por ejemplo nos referimos a los vendedores, existen un montón de frases hechas, que se repiten a lo largo de los años e incluso, posiblemente, se sigan escuchando. Aunque solamente las seguiremos oyendo a los vendedores que se quedan obsoletos y no se dan cuenta de que los tiempos cambian, y cada vez lo hacen más rápido.

Hoy quiero hacer una mención especial a esa gran frase, ­- que nos han dicho los vendedores una y otra vez, y que como explicábamos en el párrafo anterior sólo sucede con aquellos que se han quedado anticuados-: ‘Para bajar tiempo hay’.

Supongo, que esto también sucederá en los demás sectores, como en el de los coches o incluso entre las personas que venden sus propios muebles, electrodomésticos o ropa a través de aplicaciones o plataformas de Internet.

Quiero aprovechar estas líneas para desmontar esta grandiosa frase, que desde hace décadas emplean todas aquellas personas que no están preparadas para vender y al final acaban vendiendo por un precio muy inferior al que podrían haber obtenido. E incluso mucho peor, pues ante su imposibilidad para vender, acaban alquilándolo a un inquilino que dará problemas, pues a buen seguro, meterán al primero que esté interesado en el piso.

El origen de esta frase radica hace muchos años, cuando no existía Internet, ni la información estaba tan a mano como sucede hoy en día. En aquellos tiempos, sí se quería comprar un piso, el método de saber que había en el mercado era a través de los carteles en los balcones, los anuncios por palabras en la prensa escrita, las agencias inmobiliarios o yendo puerta por puerta preguntando si se vendía algún piso en el portal. Por supuesto que en ninguna de estas fuentes había ni siquiera fotografías. Excepto en contadas ocasiones, las que disponían las agencias inmobiliarias.

Estamos hablando de hace mucho tiempo y conviene hacerse una idea de qué solamente se tenían unas pocas palabras del anuncio escrito o se podían imaginar lo que el agente inmobiliario contaba de cómo era esa vivienda. Y por supuesto que la gente quería ir a ver la casa para salir de dudas, pero lo que sucedía era que para saber cómo se encontraba el mercado, y qué tipo de pisos o casas había disponibles en la zona, la gente tenía que ver muchísimas viviendas para poder tener una noción clara del mercado (precios, tipologías,etc). Todo esto conllevaba que para tener una idea clara pasaba mucho tiempo. A no ser que se liaran a ver y ver casas. Y aun así el tiempo que se dedicada era mucho y transcurría demasiado tiempo.

Lógicamente los vendedores tampoco conocían cómo se vendían otras viviendas en su zona, pues la metodología que se utilizaba era poner un precio y esperar a que la gente fuera a ver el piso y ver si les encajaba. Pero no existía una noción clara de cómo se vendía, ni de cuáles eran las viviendas que mejor se vendían. Por lo tanto y como la única forma de vender era poner un precio y ver como funcionaba, pasando tiempo y tiempo, al final se cansaban y decidían bajar el precio y volver a probar si ese era un coste más correcto.

En la actualidad, esta manera de vender es un completo error. Ya que desde cualquier parte del mundo, cualquier persona puede conocer que inmuebles están a la venta en una zona concreta e incluso filtrar la búsqueda por el número de dormitorios o baños que quiere; un precio determinado; una altura específica o un sin fin de extras. Incluso puede conocer los precios y el tiempo que llevan puestas a la venta cada una de las viviendas de dicha zona.

Como consecuencia, hoy en día, si no se hacen bien las cosas y se sigue tomando como referencia la afamada frase: ‘Para bajar tiempo hay’, lo que se está haciendo es ir perdiendo posibilidades de que los buenos compradores vengan a ver nuestra vivienda, con la repercusión de que el tiempo de venta se alargará y el precio mermará. Con todo esto, la vivienda se convierte en algo que el mercado rechaza y en una casa cara que nadie comprará. Es más, ni siquiera se visitará porque no es interesante para nadie y además, para que van a ir a visitarla si el precio está totalmente fuera de mercado. Los compradores no pierden el tiempo viendo viviendas de ese tipo.

Es obvio que los tiempos cambian, evolucionan, y hay que estar preparados para ellos. Lo que antes funcionaba, ahora ya no. Y por supuesto, que además, cada profesional está preparado y cualificado para desempeñar su profesión de la mejor forma posible.

Cuando hablo de profesional, no me refiero a cualquier persona que está en el sector, si no a gente que realmente son expertos y esto se descubre hablando y entrevistándote con varias personas para poder ver la diferencia entre unos y otros.

Personalmente, no me plantearía ir a sacarme una muela o hacerme una intervención en la trastienda de una peluquería, se que hay gente que si que lo hace, pero los resultados de después son muy perjudiciales para la salud.

Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Apúntate a mi newsletter!

Recibe mis últimos artículos, podcast y otros contenidos interesantes y actuales sobre el sector inmobiliario directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

¿Comprar antes de vender?

Cuando disponemos de una vivienda, y por algún motivo queremos venderla para comprar otra, -ya sea porque se nos ha quedado pequeña o grande, o

Gastos al comprar una vivienda

Comprar una vivienda no es una acción que se realice a diario, ni muchos menos. Es más, según los últimos estudios inmobiliarios, a lo largo

Tengo miedo a alquilar mi piso

Un tema de actualidad en el sector inmobiliario es el elevado número de personas que siente pánico de alquilar una vivienda y por ello se

Compro o alquilo

Una de las dudas más comunes que suele tener casi todo el mundo es si se decide a comprar o por el contrario a alquilar

Alquilar mi piso y dormir tranquilo

Uno de los mayores miedos que tienen las personas que no están habituadas a alquilar una vivienda o que están acostumbradas pero que lo hacen

¿Te ayudo a vender o alquilar tu casa?

Ponte en contacto conmigo y encontraremos la mejor manera de hacerlo

× ¿Puedo ayudarte?