Cómo solicitar una nota simple del Registro de la propiedad

Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Nota simple del Registro de la Propiedad.

Una Nota simple es un documento oficial en el que se indica cómo está registralmente una propiedad, de cara a cualquier persona que esté interesado en la misma, bien seamos nosotros como agentes inmobiliarios, un posible comprador, un banco o uno de nuestros acreedores, entre otros muchos.

Las Notas simples son públicas y cualquier persona puede solicitar una de la propiedad que quiera o le interese. Por ello, existen Notas simples de cualquier propiedad, ya sean viviendas, fincas rústicas, urbanas, garajes, trasteros, etc.

El coste de una Nota simple varía en función de cómo hagamos su solicitud, ya que el precio cambia si la realizamos en persona en el registro correspondiente o si la pedimos por Internet. En concreto, si la solicitamos en persona el coste suele rondar los 3,19 euros, mientras que si lo realizamos mediante la página web está en torno a los 10,45 euros.

A continuación, detallamos las diferentes partes en las que está compuesta una Nota simple de una vivienda:

  1. En primer lugar, en una Nota simple aparece el Registro de la Propiedad que la expide. (En cada provincia hay varios, por lo que dependiendo del tamaño hay más o menos registros).
  2. La fecha de emisión de la Nota simple. Es un dato muy relevante, porque si queremos solicitar una tasación para un préstamo hipotecario tiene una fecha de validez, ya que puede haber modificaciones en las cargas. Por este motivo, antes de realizar una compraventa, las notarías solicitan una Nota simple que les llega el mismo día, con la finalidad de comprobar que no ha habido alteraciones en ella.
  3. El número de finca que es la identificación de dicha propiedad o inmueble. Tiene de cara a ese registro, es decir, solamente hay un número por cada finca, no existen dos iguales y ese número seguirá siendo siempre el mismo.
  4. La naturaleza que nos indica el tipo de finca que es, urbana o rústica. En el caso de que sea urbana nos dirá si se trata de una vivienda, una finca, un garaje, una oficina…
  5. Localización. Este apartado ubica la finca con la dirección exacta, aunque a veces hay discrepancias porque con el paso de los años se han cambiado los números de los inmuebles e incluso los nombres de las calles. Lo que nunca cambiará será el número de la finca y la referencia catastral, -que veremos a continuación-. Por lo que, si en algún caso no coincide con la dirección actual, no significa que este mal, si no que no se ha modificado en el registro.
  6. El número de orden es el que nos indica el número que se le dio a esa finca (o al edificio), cuando se construyó y se le hizo la división horizontal.
  7. La cuota es el porcentaje correspondiente a la finca, respecto a la totalidad del edificio. Por explicarlo mediante un ejemplo: si una vivienda tiene un 4,56% de cuota, significa que por cada 100 euros de los gastos de la comunidad a dicha vivienda le corresponde pagar 4,56 euros, ya sea de comunidad, derramas o votaciones.
  8. La Referencia catastral es un número identificativo que el Catastro da a cada finca. Es como el número de finca que anteriormente comentábamos. Hay ocasiones en las que no viene indicado.
  9. Nos muestra las medidas que al hacerse la división horizontal se le dieron a la escritura. En algunas ocasiones nos indican la superficie construida y la útil, y en otras o una o la otra, dependiendo de la antigüedad del inmueble.
  10. Los linderos nos indican con qué linda la vivienda, si con un vecino, el portal, la caja de escaleras, etc.
  11. Los titulares de la finca y en el porcentaje correspondiente que lo son. Además, también indican si la vivienda se posee en pleno dominio: en usufructo (uso y disfrute) o de nuda propiedad. Nos indica el nombre, apellidos, documento de identidad de los titulares de dicha propiedad y en qué parte se registró, -que se refiere al tomo, libro y folio-. Estos tres últimos datos, (de tomo, libro y folio) sirven para identificar fácilmente en donde se encuentran dentro del Registro.
  12. Cargas. Este apartado nos indica si la vivienda tiene cargas o no. En el caso de que las tuviera nos revela que tipo de cargas hay. Por ejemplo, si hay una hipoteca, viene reflejado el número de años por el que se constituyó, la cantidad de dinero que se pidió, los intereses, etc.

La Nota simple del Registro de la Propiedad, como podéis comprobar, es un documento muy importante ya que nos aporta casi toda la información relevante de una finca.

https://sede.registradores.org/site/invitado/propiedad/busqueda?nr=true#noback
Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Apúntate a mi newsletter!

Recibe mis últimos artículos, podcast y otros contenidos interesantes y actuales sobre el sector inmobiliario directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Gastos al comprar una vivienda

Comprar una vivienda no es una acción que se realice a diario, ni muchos menos. Es más, según los últimos estudios inmobiliarios, a lo largo

¿Que tipos de compradores hay?

En este artículo nos vamos a centrar en el perfil de compradores que existe en el mercado, -sin entrar a valorar ninguna otra cuestión como

¿Te ayudo a vender o alquilar tu casa?

Ponte en contacto conmigo y encontraremos la mejor manera de hacerlo

× ¿Puedo ayudarte?