Cómo funciona una cooperativa de viviendas

Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Las cooperativas de viviendas, llevan existiendo muchos años, aunque siguen siendo una figura un tanto desconocida por gran parte de las personas.

Como el resto de cooperativas, son un grupo de personas que se asocian con un mismo fin, en este caso la obtención de una vivienda a un precio menor al del mercado.

Una cooperativa es una sociedad democrática y participativa, que quiere decir que los cooperativistas toman las decisiones entre todos, aunque normalmente hay un presidente, un vicepresidente y un secretario para que sean los representantes ante los bancos, administraciones o profesionales.

La cooperativa es la que se encargará de hacer el papel de promotor, comprar el suelo, encargar el proyecto, sacar las licencias, elegir los materiales… todo el proceso que conlleva la construcción de una promoción de viviendas. Por supuesto es la cooperativa la que se financia o bien con los fondos propios de cada cooperativista o bien mediante la obtención de financiación.

Como todo este proceso es complejo y hace falta gente con experiencia que se encargue de todo para salga bien, en una gran mayoría de los casos son empresas gestoras de cooperativas las que se encargan de todos los trámites, siendo los cooperativistas los que toman las decisiones, pero siempre con la ayuda, el apoyo y la coordinación de la gestora.

Cuando se tiene el proyecto y a los cooperativistas, se hace la inscripción de la cooperativa para que puedan operar como una persona jurídica y puedan comprar el suelo de forma conjunta, pedir la financiación, contratar a los profesionales y todos los trámites pertinentes.

La elección de vivienda suele ir a sorteo, según vayan saliendo personas, van eligiendo el piso que quieren. A razón de la altura, los metros y la orientación las viviendas tendrán más o menos precio.

Los materiales se elegirán dentro de un catálogo para que cada uno pueda personalizar su casa como quiera, eso sí, no es lo mismo comprar material para 25 viviendas del mismo tipo que sea para las 25 distintas, el precio que puede conseguirse es distinto. Además habrá gente que quiera meter mejores materiales, todos estos cambios o mejoras, se incrementarán en el precio de cada una de las viviendas que los añada, no es algo que pague la cooperativa.

Para llevar a cabo la compra del suelo, el pago de las licencias, proyectos y demás costes, se irán sufragando con el dinero de los cooperativistas que aportarán en las cantidades y plazos que se acuerden.

Si alguno de los cooperativistas no quisiera seguir adelante o no pudiera económicamente, normalmente se da la posibilidad de que se salga metiendo a otra persona que ocupe su lugar, llegando este a un acuerdo económico con la persona saliente.

A grandes rasgos esto es como se pueden comprar viviendas en régimen de cooperativas.

cooperativa de viviendas

Voy a poner un ejemplo para que se vea un poco más claro todo. En este caso a través de una gestora de cooperativas.

Un día vemos por la calle un cartel de venta de viviendas en régimen de cooperativa y nos acercamos a solicitar información. En este caso, ya hay mucho adelantado, porque el suelo está elegido, y el proyecto adelantando y hay presupuestos de constructores.

Nos informan y la verdad que nos interesa, por lo que decidimos apuntarnos.

Cuando ya está el total de personas inscritas para esa promoción, se empezarán a hacer los pagos, en primer lugar para la compra del suelo y los gastos pertinentes.

Según se ha fijado, cada trimestre hay que hacer la aportación de x cantidad de dinero para sufragar la construcción.

A la mitad de la obra, un matrimonio decide salir de la cooperativa, por el motivo que sea. En este punto pueden pasar 3 cosas; la primera, que la persona meta a otra y que esa nueva siga pagando las cantidades que le corresponden.

Lo segundo que puede pasar es que la propia cooperativa se quede con esa vivienda y que entre todos vayan aportando las cantidades que correspondan  para después venderlo cuando esté terminado.

Por otro lado también puede pasar que la obra se pare por no poder hacer frente a los pagos.

En este caso ha entrado otra persona, y la todo sigue sin problemas hasta que se entreguen las viviendas.

Aunque está explicado muy por encima, espero que por lo menos sepáis que es una cooperativa de viviendas y de que hay otras formas de obtener la vivienda sin que sea directamente de un promotor.

Compartir en
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Apúntate a mi newsletter!

Recibe mis últimos artículos, podcast y otros contenidos interesantes y actuales sobre el sector inmobiliario directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

¿Cómo funcionan los portales inmobiliarios?

El funcionamiento de los portales inmobiliarios Los acreditados y conocidos portales inmobiliarios son uno de los métodos más usados para la promoción de una vivienda

Tengo miedo a alquilar mi piso

Un tema de actualidad en el sector inmobiliario es el elevado número de personas que siente pánico de alquilar una vivienda y por ello se

Tengo miedo a alquilar mi piso

Un tema de actualidad en el sector inmobiliario es el elevado número de personas que siente pánico de alquilar una vivienda y por ello se

¿Te ayudo a vender o alquilar tu casa?

Ponte en contacto conmigo y encontraremos la mejor manera de hacerlo

× ¿Puedo ayudarte?